El Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI) ha anunciado que la campaña para frenar el copago confiscatorio en materia de dependencia, ha reunido un total de 452.911 firmas.

De este modo, CERMI ha logrado recabar más del 90% del medio millón de apoyos necesarios para presentar una Iniciativa Legislativa Popular (ILP) frente al Congreso de los Diputados.

Este dato se ha dado a conocer este lunes en la Asamblea Ordinaria de Representantes del CERMI del ejercicio 2015, donde además se ha informado de que se siguen imprimiendo pliegos de firmas ante las solicitudes de múltiples organizaciones que desean colaborar en esta iniciativa.

El acto de inauguración de la Asamblea ha estado presidido por el Ministro de Sanidad, Asuntos Sociales e Igualdad, Alfonso Alonso, quien ha manifestado que, pese a que no comparte el contenido de la ILP, abre un debate que, a su juicio, es “muy oportuno”.

 

El ministro de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Alfonso Alonso, aseguró este miércoles que su departamento habilitará las ampliaciones de crédito necesarias para que las comunidades autónomas puedan pagar a las cerca de 300.000 personas en situación de dependencia moderada que a partir del próximo 1 de julio tendrán derecho a cobrar ayudas.

Así lo anunció Alonso en el Pleno del Congreso de los Diputados en respuesta a una pregunta formulada por la diputada socialista Esperança Esteve, quien se interesó por si el Gobierno tenía previsto incorporar la atención a las personas con dependencia moderada en el sistema de prestaciones por dependencia.

Alonso explicó que alrededor de 300.000 personas con dependencia moderada están ya valoradas, como prevé la Ley de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las Personas en Situación de Dependencia, aprobada en 2006. "Las comunidades autónomas, que son las que reconocen la situación de dependencia, integrarán a estas personas y les ofrecerá el recurso correspondiente", aseveró.

En este sentido, recalcó que la incorporación de este sector de la población al sistema de dependencia y al cobro de las ayudas estará "garantizada" porque Sanidad hará "las ampliaciones de crédito que sean necesarias para cubrir tanto las necesidades que ya se venían devengando a lo largo de este año como las nuevas que se produzcan como consecuencia de la incorporación de estas 300.000 personas con dependencia moderada".

Alonso recalcó que estas modificaciones presupuestarias son "una práctica habitual" para adecuar los créditos a la demanda y mencionó que en 2009 hubo un suplemento de 488 millones de euros, en 2010 otro de 358 millones y el año pasado, de 58 millones.

"Este año habrá que hacer una ampliación de presupuesto para incluir a los 300.000 dependientes moderados y garantizo que las comunidades autónomas recibirán, como viene siendo hasta ahora, mes tras mes la liquidación oportuna, con lo cual habremos cumplido con el despliegue de la ley", apostilló.

NO HAY DEUDAS

Alonso apuntó que la tasa de cobertura de la Ley de Dependencia alcanza actualmente al 84% de las personas, si bien llega al 90% en los casos de los grados II (dependencia severa) y III (gran dependencia), y añadió que en esta legislatura se han incorporado 345.000 beneficiarios al sistema de prestaciones.

"Las comunidades han ido trabajando y el Estado ha ido cumpliendo sus compromisos. Hemos ido garantizando las liquidaciones mes a mes, no hay en este momento absolutamente ninguna cantidad pendiente", dijo.

Por su parte, Esteve le había preguntado cómo serán esas ampliaciones presupuestarias, ya que las comunidades autónomas soportan casi el 80% del coste de financiación del sistema de atención a la dependencia. "Nos estamos jugando quizá una de las partes más importantes de la ley. Estas personas moderadas se tienen que colocar en el centro del sistema porque, con la adecuada prevención y autonomía personal, pueden alcanzar una vida autónoma con menos costes para el servicio público", concluyó.

 

El Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad se ha comprometido a estudiar varias enmiendas formuladas por la Confederación Española de Familias de Personas Sordas (Fiapas) a la actualización del catálogo de la prestación ortoprotésica del Sistema Nacional de Salud.

Así lo afirmó este miércoles Fiapas, que ha revisado distintos borradores de esa actualización del catálogo presentando enmiendas de forma directa ante el departamento dirigido por Alfonso Alonso, así como a través del Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (Cermi), el Consejo Nacional de la Discapacidad y el Consejo de Estado.

Fiapas señaló en un comunicado que sus propuestas, motivadas y no genéricas, introducen una mayor seguridad jurídica a los usuarios de implantes auditivos y de audífonos.

Esta organización aseguró que el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, "al más alto nivel", se ha comprometido a analizar las enmiendas más recientes de Fiapas, que inciden en la implantación bilateral (es decir, dispositivos en ambos oídos) y la inclusión de la renovación de todos los componentes externos de los implantes hasta ahora excluidos de la prestación sanitaria, ya que el implante necesita de todos ellos para funcionar.

Además, Fiapas reclama la ampliación de la edad de cobertura de la prestación por audífonos al menos hasta los 26 años, de acuerdo con las edades de referencia contenidas en otras normas, como por ejemplo el Texto Refundido de la Ley de Seguridad Social, y que se incremente la cuantía para la financiación de los audífonos, ya que actualmente apenas alcanza un tercio de su coste.

Fiapas confió en que, "esta vez sí, la sanidad española equipare a las personas sordas y a sus familias con el resto de la población".

 

a Asociación FEAFES Calma ha puesto en marcha en Mérida el primer programa de atención a niños con deterioro cognitivo de Extremadura. La iniciativa está encaminada a dar respuesta a todos aquellos menores de entre 6 y 14 años que, aun teniendo deficiencias cognitivas, no alcanzan el 33% de discapacidad requerido para ser incluidos en los programas de atención al colectivo de discapacitados.

Se trata de niños diagnosticados con hiperactividad o trastornos del aprendizaje. En este sentido, y a través de una subvención otorgada por el Servicio Extremeño de Promoción de la Autonomía y Atención a la Dependencia (SEPAD), unas 36 familias de la región participan ya de las actividades que FEAFES Calma desarrolla en áreas como el autocuidado, y la gestión de problemas emocionales o de conducta. El programa ofrece también apoyo psicológico a los padres y familiares de los menores, así como información acerca de cómo atender las demandas que los niños presentan ante este tipo de patologías, que no se limitan al tratamiento farmacológico, sino que requieren además de estimulación cognitiva con profesionales.

El programa estará en funcionamiento, al menos, hasta el 31 de diciembre del presente año.

Podemos ver esta noticia en la Web Oficial de FEAFES.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia en nuestro sitio web. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

Acepto la Política de Cookies

EU Cookie Directive Module Information